AIGLUN

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aiglun es un aislado y solitario pueblo en el corazón de los Alpes Marítimos que no supera la veintena de habitantes .  Cuando llegamos allí nos encontramos con un idílico  rincón resguardado por unas imponentes paredes apetecibles para  cualquier escalador. Unas murallas  que han vivido a la sombra del popular Verdon pero que gozan  de un extraordinario  calcáreo y un  buen repertorio de  vías en un entorno espectacular   y sobretodo muy salvaje.

AIGLUN. LA CERISE2

Aquí os presentramos la via “ La Cerise sur le Gateau”.  Una línea realmente  bella y muy agradable . Se trata de una de las líneas más abordables de la pared, ideal para un primer contacto y disfrutar de esta espléndida roca. Los largos iniciales nos ofrecen placas compactas,  grises i verticales que nos demandan una escalada técnica sobre pies. A medida que progresamos el calcáreo se transforma en  una sólida roca ocre y anaranjada donde el desplome se acentúa un poco más. La vía se encuentra semi-equipada, los tramos que lo requieren se protegen bien.

AIGLUN. LA CERISE3

Compartimos esta ascensión tanto por el trazado de vía que es casi perfecto como por su entorno,  nos parecen muy especiales y poco conocidos. Y para acabar bien el día  nada mejor que un relajante paseo por las solitarias callejuelas del pueblo de Aiglun

AIGLUN. LA CERISE4

AIGLUN. LA CERISE5

Un poco de infromación técnica:

Dificultad:  6c

Longitud de la via: 220m

Orientación : Oeste. Sombra hasta mediodía.

Punto de partida: Pueblo de Aiglun. En la región de Provenza- Alpes – Costa Azul Del párquing del pueblo sale un camino  evidente que se dirige a la pared.

Descenso: el descenso  es por un agradable y evidente camino de la cumbre hasta el pueblo.

Material: Vía semi-equipada, a parte de cintas exprés y reuniones ,llevamos camalots del 0.2 al 2.

Libro de reseñas:  Arnaud  Petit  “Parois de legende. Les plus belles escaldades d’Europe

Philippe Mussato, “Itinéraires d’un grimpeur gòté”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Carros de Foc

image1

image2

Carros de foc nació en 1987 cuando varios de los guardas de los refugios que hay en el parque nacional de Aigüestortes Sant Maurici decidieron ir a visitar a los demás refugios. Una primera visita a la que siguieron otras hasta crear una ruta circular que pasaba por todos ellos. Hacía menos de diez años que se había estrenado la famosa película “Carros de fuego” y, inspirados en los dos protagonistas, adoptaron el nombre de dicha película cuando iban de visita a los refugios vecinos. De esta forma espontánea surgió una de las rutas más concurridas del verano pirenaico.

 image3

El primer verano que trabajé en el refugi Colomina, con Lidia decidimos que no podíamos trabajar en un refugio donde el 90% de las personas que pernoctan allí están haciendo esta ruta y no conocerla; así que una de las semanas que teníamos de fiesta convencimos a Gemma y salimos dirección al siguiente refugio. La ruta da la vuelta al parque nacional y los paisajes varían según el valle por el que pasemos.

image4

El refugi de Colomina se caracteriza por los lagos que lo rodean: Colomina, Mar, Saburó, Frescau… todos ellos en un desierto de piedras bajo la imponente mirada del Peguera una de las cimas más altas del parque.

image5

De este mar de rocas y agua salimos con Lidia y Gemma dirección al Refugi d’Estany Llong, bordeando l’estany Tort y subiendo al coll de Dellui. Tras un pequeño almuerzo en el umbrio refugio seguimos la subida hacia el coll de Contraix, el mas exigente de la ruta. La bajada del collado hacia el refugi Ventosa i Clavell es la parte mas técnica, pero también, al menos para mi, la más divertida; una bajada por unos enormes piedras de granito en las que hay que tener cuidado de no caerse por algún agujero.

 image6

Hicimos noche en el Ventosa. Era el 10 de agosto y pudimos disfrutar con los guardas del refugio de uns noche de estrellas fugaces. A la mañana siguiente decidimos cojer una de las rutas alternativas del circuito para evitar subir y bajar por el mismo camino al refugio Restanca. En el mapa de la ruta hay marcadas algunas de estas rutas, y también los senderos que suben a las cimas. Tras dejar atrás Restanca nos dirigimos al refugi de Colomers y de allí a Saboredo y Amitges.

image7

Ese día disfrutamos de todos los paisajes del parque, desde las cimas escarpadas del Ventosa a los lagos de Colomers y a las agujas de Amitjes. El último dia amaneció nublado y salimos rápido hacia el refugi del Mallafé, rodeamos los imponentes Encantats para seguir otra de las rutas alternativas hacia el Josep Maria Blanc, un precioso refugio enmedio de una península en l’estany negre. Tras una parada rápida seguimos el camino para volver al principio, Colomina.

 image8

La travesía cuenta con un desnivel acumulado de unos 9200 metros y unos 55km, aunque puede variar según las alternativas o las cimas accesorias. No hay un punto fijo de salida, ni una dirección establecida, aunque si hay refugios desde los que es mas facil empezar por tener una menor aproximación. Hay 9 refugios en total, y la ruta puede durar de 9 dias a unas quantas horas. Hasta hace unos cinco años a finales de verano se hacia la “skyrunner” un fin de semana en el que el objetivo era hacer la vuelta en menos de 24 horas.

 image9

El segundo año que trabajé en el refugio mi amigo Marc estaba decidido a hacerla y me animó para probarlo. Reímos mucho, nos pilló una tormenta de rayos y truenos bajando del coll de Cendrosa y llegamos a Amitges tan empapados que suerte tuvimos de los bocatos de Cate y de la ropa seca que nos dejaron. Este fin de semana de contrareloj ya no se hace, pero aún se puede ver a coredores intentarlo por su cuenta.

Empotradores Pasivos: Los fisureros (3/3)

Foto 21. Partes del fisurero

Es necesario terminar de asentar la pieza con un tirón. Una vez colocada, evitaremos que se mueva usando cintas largas. Si debemos realizar un flanqueo u otra maniobra que pensemos que va a mover la pieza, la podemos fijar a otra diferente si fuera posible. Nos servirá como redundante.

En los flanqueos, si el último seguro es un empotrador, corre el peligro de moverse, aflojarse o salirse. Lo podemos fijar a otra pieza y lo uniremos  mediante una cinta usando ballestrinques. En secciones difíciles, donde solo podemos usar una mano, el Trinquete de amarre de seguridad es una buena opción. La llevaremos en bandolera con una gaza ya hecha para que no resbale sobre los mosquetones cuando la tensemos.

Foto 22. Empotrador fijado por un tricam

Foto 23. Trinquete de amarre

En seguros que no podamos tener orientados hacia la caída como, por ejemplo, fisuras horizontales, podemos utilizar seguros en oposición. Se trata de poner un seguro que trabaje en oposición al primero para poder crear un triángulo de fuerzas. La manera de triangularlos puede ser muy variada.

Foto 24. Seguros en oposición

En algunos agujeros podemos encontrar el efecto cuello de botella en alguna de las dos posiciones del fisurero. Lógicamente lo introduciremos en la posición contraria a cómo va a trabajar. Un recurso interesante es colocar otra pieza en el agujero para fijar el fisurero. Nuevamente hablamos de redundancia.

Foto 25. . Empotrador fijado por un Totem

 Efecto polea sobre un fisurero

Veamos lo que aguanta un juego básico de fisureros y recordemos el efecto polea que se genera a partir de los diferentes factores de caída:

Foto 26. Tabla efecto polea con cuerdas dobles

Foto 27. Tabla resistencia fisureros

Extracción

Al extraer un fisurero y siempre que utilicemos un sacafisureros, es importante no tocar el cable de acero ni por encima ni por debajo de la cuña, para evitar dañar el cable. Al sacar el empotrador lo haremos sin deschapar la cinta de la cuerda, para así evitar que se nos caiga. Lo dejaremos colgando y, cuando estemos cómodos, lo ordenaremos en el arnés.

Utilidades

A parte de seguro flotante en fisuras, entre 2 bolos, lajas, etc, tenemos otras utilidades: Como seguro de una reunión, siguiendo sus fundamentos básicos (solidez, redundancia, repartición de fuerzas y sin desplazamientos). Intentaremos guardar los friends para el largo, ya que son de muy rápida colocación.

Foto 28. Seguro de reunión

Para chapar clavos donde el ojo ha quedado hundido o pegado a la pared, o chapas antiguas donde no cabe un mosquetón moderno.

Foto 29. Fisurero en clavo

Como sustitución de una chapa en cabezas de buril, espit o parabolt

Foto 30. Cabeza de seguro

Como puente de roca de dimensiones pequeñas donde enhebrarlo con cordino pueda suponer un cierto desgaste y/o dedicación

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 Bibliografía

PENNEQUIN, Stéphane (2001) 2001, a Nut Odyssey.

LONG, John & GAINES, Bob (2006) Anclajes de Escalada. Reuniones y Seguros

Ed. Desnivel

SOLES, Clyde (2001) Material para Roca y Hielo  Ed. Desnivel

MARTIN, James & TWIGHT, Mark F. (2002) Alpinismo Extremo  Ed. Desnivel