Sobrevivir en Laponia

vaude1

Una de las dudas más recurrentes entre la gente que nos acompaña en bici a Laponia es el de cómo combatir el frio durante la ruta. No todo el mundo está habituado a pedalear entre 15 y 25 grados bajo cero. Una de las cosas más importantes para pedalear en bajas temperaturas es la gestión del sudor. Aun que estemos a temperaturas muy bajas pedalear por la nieve exige un esfuerzo considerable que nos hace sudar mucho.

vaude2

En ambientes tan frio tenemos la tendencia de abrigarnos más de la cuenta por miedo a tener frio, pero eso puede ser un error. Pedalear con un exceso de abrigo nos hará sudar, y sudar en exceso puede representarnos problemas.

El problema más grande es que se nos empape la ropa de sudor. Eso no será un problema durante los primeros quilómetros ya que nos dará una sensación de confort, el problema vendrá después de la primera pausa. Tres o cuatro minutos servirá para enfriarnos de tal manera que después será muy difícil recuperar la temperatura y la sensación de frio nos acompañará durante todo el día o hasta que podamos secar la ropa.

 

Otro problema que podemos tener es de la deshidratación. Un exceso de sudor por pedalear con demasiada ropa nos deshidratará en exceso, con lo que tendremos mayor necesidad de beber agua, y a 25 grados bajo cero es muy difícil mantener el agua en estado liquido y cuando se acaba hay que emplear muchos recursos y tiempo en fundir nieve.

Para combatir un exceso de sudor y los problemas que nos puede generar, lo ideal es pedalear solo con la ropa necesaria en cada momento y en cada parte del cuerpo.

Por ejemplo, al empezar a pedalear, es normal que se tenga una mayor sensación de frio. En ese caso podemos empezar con todo el armario puesto, pero a la mínima que empecemos a sentir calor es muy importante parar y sacarnos la ropa que nos sobra. Esto lo podemos repetir hasta que alcancemos una buena temperatura de crucero. Es muy importante jugar con las capas de ropa. Una buena configuración de ropa interior, capas intermedias y capas externas, distintas capas de guantes, gestionar el uso del gorro o los tubulares de cuello o de las cremalleras de las chaquetas, es fundamental.

 

Y cuando paremos para una pausa más larga de 3 ó 5 minutos deberíamos actuar a la inversa, abrigarnos para mantener el calor y no enfriarnos. A estas temperaturas lo ideal es no para mucho rato, solo para comer o beber un poco, marcar el territorio, contar un chiste y a seguir pedaleando. En estos casos una chaqueta tipo plumón es lo mejor. Paras, te pones el plumas, y cuando arrancas sigues con el plumón y cuando empiezas a sentir un puntito de calor, paras, lo guardas y hasta la próxima meadita.

Las piernas son nuestro motor y la parte que más trabaja de nuestro cuerpo. Seguramente será la zona con menos capas, una capa térmica y cómoda y en condiciones de mucho fio o viento un cortaviento será lo mejor.

vaude3

Los pies es uno de los puntos más sensibles, el riego sanguíneo que se dirige hacia las piernas se ve alterado por la presión del sillín en la zona perineal y eso supone que a los pies les cueste más mantener la temperatura. Pero un exceso de abrigo en los pies nos puede hacer pasar muy mal día. El sudor empapa los calcetines y el forro interior de las botas y cuando este sudor se enfría, es casi imposible recalentarlo.

vaude4

Entonces, ¿Cuál es el truco? Lo ideal seria pedalear sintiendo que se esta al límite del confort y el frio todo el rato. Para ello cada uno tiene que aprender según sus características y sensibilidad al frio. Y experimentar con métodos nos funcionan mejor. El solo hecho de quitarte un gorro o, abrir y cerrar una cremallera o, poner o sacar un guante. No nos tiene que dar pereza parar las veces que haga falta hasta encontrar el punto de equilibrio entre no pasar fio y sudar lo menos posible. Y una vez encontrado este punto ya podemos seguir hasta que nos hartemos de pedalear!!

Estas recomendaciones son para temperaturas de hasta 20 ó 25 grados bajo cero y son extensibles para todo tipo de actividades en la montaña en este rango de temperaturas. A partir de aquí las reglas del juego cambian y para pedalear a 30 ó 40 bajo cero entran en juego otras estrategias totalmente distintas y mucho más arriesgadas.

vaude5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: