Naila en U.S.A

 

 

IMG_20181019_174712_063

Este viaje surgió por casualidad. Teníamos pensado irnos a Marruecos de vacaciones, pero los planes cambiaron y de un día para otro teníamos billetes para San Francisco y nos habíamos juntado 10 personas en un road trip de escalada.

equip

Nos encontramos a la orilla del Pacífico con Faust y Fiona que nos esperaban con el coche alquilado y con un autentico restaurante de fajitas dónde cenar tras más de quince horas de vuelo. Por la mañana nos encontramos con los demás y sin siquiera ver el puente rojo de San Francisco nos marchamos dirección a Yosemite, a poco mas de 4 horas en coche, no sin antes hacer las paradas imprescindibles al Wallmart y a hacer un primer desayuno a la americana: pancakes de chocolate, manteca de cacahuete y algo de fruta para ayudar. Llegamos a Yosemite que llovía, aunque ni siquiera las nubes, ni el agua nos cerraron la boca, impresionados con la vista del Capitán, el Half Dome y en general todas las rocas, arboles y cascadas que veíamos.

IMG_20181019_174712_065

IMG_20181018_182929_911

Era un viernes, y en el parque no cabía ni un alfiler, ya no digamos encontrar sitio en alguno de famosos campsides del valle, así que volviendo atrás y tras dar alguna que otra vuelta logramos encontrar una parcela en un camping a una hora de distancia. Durante la noche bajaron las temperaturas aunque dejó de llover.

IMG_20181012_184526_096

Al día siguiente aún había mas coches y más gente en el parque, decidimos ir a escalar a un rincón un poco apartado del mogollón, para un primer contacto con el granito. Si bien la idea era quedarnos varios días descubriendo este famoso paraje, cambiamos de idea rápidamente, habíamos llegado que era un puente y sin una remota posibilidad de encontrar algún sitio para dormir. Nos fuimos alejando del parque hasta que una vez fuera encontramos un campground que si bien estaba a tope el propietario, un señor muy simpático nos dijo que acampamos al lado del río, escondiéndonos de la carretera. Y cuál fue mi sorpresa al despertarme a las 5 de la mañana? Tres dedos de nieve encima de la tienda.

IMG_20181020_165922_632

Marchamos que apenas había empezado a clarear dirección Moab, hacia el desierto, en busca del calor y el buen tiempo. Teníamos que cruzar toda nevada por el norte hasta llegar a Utah. Nos esperaban 12 horas de coche. De carreteras con rectas infinitas, con baches de esos que tienes la sensación que se te sube el corazón a la cabeza, de kilómetros y kilómetros sin cruzar ningún coche, ni ningún pueblo. Queríamos parar para hacer un café y vimos que google maps nos decía que a 75 millas había un cruce y en él un pueblo. Hacía casi cuatro horas que habíamos salido de Yosemite y solo habíamos cruzado un pequeño pueblo y un antiguo pueblo minero. Pero, hasta google maps se equivoca y el pueblo que marcaba no eran mas que tres casas en runas. A veces veíamos pequeñas carreteras que salían a lado y lado de la nuestra dirección a algún rancho, y nos preguntábamos que haría la gente que vivía allí, algunos a más de 50 millas de cualquier núcleo de población. Seguimos conduciendo durante algunas horas más, habíamos pasado la mitad del viaje cuando desde los otros coches, que habían salido algunas horas más tarde, nos llamaron para decirnos que hasta en el desierto llueve y que en Moab había estado lloviendo todo el día y anunciaban como mínimo cuatro días de mal tiempo. En un viaje de menos de 20 días, cuatro son demasiados para pasarlos esperando a que haga buen tiempo, así que sin mas remedio volvimos a cambiar planes y seguimos cruzando nevada, esta vez hacia el sur, dirección a Las Vegas y su magnífico parque natural: Red Rocks.

IMG_20181020_084505_401

Red Rocks es un sito curioso. Veinte minutos lo separan de Las Vegas y no obstante allí te encuentras en medio del desierto. Por fin se apreciaban unos días de sol y buen tiempo al horizonte. Nos instalamos en en campground, nos habíamos juntado finalmente todo el grupo y aprovechamos para escalar por la mañana hasta entrada la tarde en algunos casos y por la noche nos juntábamos alrededor del fuego.

El nombre del parque no está elegido al azar, casi te imaginas un gigante pintado una linea roja con un pincel. Los colores rojo, rosa, verde, amarillo, se combinan de mil formas distintas.

IMG_20181020_171551_163

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: