Empotradores Pasivos: Los Fisureros (1/3)

Foto 1. Empotradores

Los empotradores pueden ser activos o pasivos. La diferencia está en que los primeros tienen dispositivos con muelles y, en la mayoría de casos, levas  (friends, ball nuts, big bros), mientras que los segundos tienen mecanismos metálicos que se encajan o hacen presión sobre una superficie (fisureros, excéntricos, tri-cams)

Los fisureros en concreto son cuñas de seis caras que pueden ser de aluminio, bronce o acero. Aunque el cordino transmite mejor la carga, hoy en día todos llevan un cable de acero para facilitar su colocación y extracción.

Foto 2. Caida sobre empotrador

 Un poco  de  historia:

Hasta los años 30, la escalada libre basada en el equilibrio corporal era la única aceptada en Inglaterra. El uso de clavijas estaba mal visto por razones poco éticas y desleales al estilo. En 1926, el escalador inglés Morley Wood crea el chockstone: El uso de piedras empotradas en fisuras y lazadas con anillos de cuerda para asegurarse.

Foto 3. Chockstone

En los años 50 se empezaron a utilizar los primeros empotradores metálicos. Se trataba de piezas metálicas diversas como tuercas de diferentes tamaños.

Foto 4. Primeros empotradores

En 1961, John Brailsford, herrero de Sheffield, diseñó por primera vez el Acorn, una especie de bellota de aluminio rematada con un cordino. Poco después, en 1962, creó el Moac, considerado el primer fisurero de la historia.

Foto 7. Little MesterFoto 8. Crackers

 

 

 

 

 

Charles Curtis fue probablemente el primero en diseñar fisureros con cable. Así aparecieron los Little Mesters. Los primeros fueron un fracaso, ya que al verter el aluminio fundido sobre el molde, el cable se debilitaba y se rompía bajo carga. Podemos ver como la unión del cable está dentro de la cabeza del empotrador.

Foto 5. Acorn

En 1964 Trevor Peck, viendo los problemas que causaban los moldes y el aluminio fundido, creó los Crackers, hechos de acero estriado redondo o en duraluminio. El cable de acero se unía con soldadura de plata y cerrado con casquillo Talurit.

Foto 6. Moac y Acorn

En la actualidad la unión de los cables se produce mediante un proceso de presión en caliente. El casquillo se calienta sin llegar a fundirse, y se le somete a alta presión. La fabricación de empotradores ya no se hacía de forma casera, se había convertido en un negocio. En 1964 aparece en escena una de las grandes marcas de la época, Troll, fundada por Tony Howard y Alan Waterhouse, que fabricaron una buena colección de cuñas. Entre ellas la Big-H para fisuras anchas. Otro gran invento fue el Tee Choch creado a partir de una barra de aluminio en forma de T.

Foto 9. Big-HFoto 10. Tee Choch

 

 

 

 

 

En 1970 la mayoría de empotradores eran de fabricación europea. Los mejores se hacían en Inglaterra, precisamente donde se inventaron. En este mismo año, en Estados Unidos, John Stannard escribe un artículo sobre el deterioro rápido de la roca en la colocación repetitiva y masiva de clavos en determinadas rutas.

Aparece en escena otro personaje que revolucionará el mundo de la escalada: Yvon Chouinard, creador de una gran cantidad de artilugios para la escalada como el Rurp, entre otros. Destacan los empotradores de tubo chock.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: