Navegando por el Ártico by Guille Cuadrado

Foto 1

Ya han pasado casi 2 años desde aquel accidente casi mortal mientras bajábamos del Seglestinden, después de abrir una vía en su espolón norte. Demasiadas sensaciones durante una costosa recuperación. Es necesario volver a este lugar para encontrar la armonía. Así es esta actividad, así son las leyes de las montañas, si bajas la guardia te puede salir muy caro.

Foto 2

Todo cuadra, y llevamos casi un año planeando la salida. Jordi, Gerber y yo vamos a ser los protagonistas de esta aventura. Un triángulo decidido a convertirse en círculo para rodar hasta las Islas Lofoten cada vez más ligeros: tienda sin suelo, hornillo de leña, ropa puesta, 2 juegos de friends, 1 de empotradores y 15 días por delante.

Foto 3

Intento al Moltbaertinden

Foto 4

Cuando llegamos, la sensación térmica es bajo cero. Aquí, en el Ártico, el final de la primavera es como el invierno en casa. Con muchas ganas nos instalamos en el Kirjkefiord a la espera de una ventana de buen tiempo.

Foto 5

Foto 6

El día de buen tiempo llega, durará poco y hay que aprovecharlo. Decidimos intentar la cara sureste del Moltbaertinden. No está escalada y estudiamos la mejor manera de enlazar fisuras para subir en estilo tradicional solo con friends y empotradores. Escalamos 4 largos hasta una placa difícil de unos quince metros que se une con una posible salida a la cima. El pasaje es muy técnico y expuesto, aun así, intentamos escalarla uno y otro. Pero no somos capaces de pasar en libre. Con una expansión o dos seguramente pasaríamos sin problemas, pero abrir así no es nuestro estilo, así que solo nos queda volver más fuertes para superar esta sección. Abandonamos para volver, fracasamos para aprender, escalamos para progresar… y un parabolt hubiera sido como empezar desde el suelo, un recurso demasiado sencillo.

Foto 7

Plan B en Å

Foto 8

Vuelve el mal tiempo con furia. Nieva incluso en la costa y vamos a Å para intentar recuperarnos. Cuatro días de frío y nieve. Ahora toca no perder la forma y entrenar para estar al máximo. Aprovechamos las horas de tregua para abrir algunos tochos de tradicional muy interesantes en dos sectores diferentes. También escalamos Sea Breeze en Reine Slab. Toda una experiencia en técnicas de adherencia.

Foto 9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: